lunes, 30 de junio de 2008

domingo, 29 de junio de 2008

Campeonato de Europa de futbol


Campeonato de Europa de futbol

Observo en estos días en los albores del siglo XXI, cuando la sociedad está de vuelta de casi todo.
La democracia ya consolidada en las raíces de este pueblo, y las políticas autonómicas disgregando más que aunando a la colectividad y a la memoria, de esta tierra de conejos.
España, de la piel de toro, la tartesica, turdetana y cartaginense, la romana, la de la furia visigoda, la musulmana y mora, la de los hijos desheredados de Yahveh que lloran por su exilio.
Tierra de conquistadores, la Colombina y ruta de las Américas, donde nunca se ponía el sol.
La dogmatica y católica, la inquisitiva e intolerante la cuna de la verdad piadosa, la del apellido limpio, y la sangre borrosa.
La sacrílega y parricida, la derrotada y la victoriosa.
La de derechas e izquierdas, la insólita y gaseosa, la mágica taurina con olor a pólvora, la del exilio que se monto en el último vagón de cola, La campesina, la pescadora.
La que encontró en el corazón la sangre roja, la vespertina y soñadora, la intelectual y estudiosa la trabajadora.
La recalcitrante de camisa azul, la del lápiz rosa, en general hombres mujeres y niños de toda clase y condición social nacidos de aquí y allá.
Se aúnan en estos días del campeonato de balón pie europeo, al rojo y gualda, y a un himno sin letra, a un deporte y a sus gladiadores, Que salen al terreno de juego, para defender los colores nacionales.
Y ocurre que lo que no logran los políticos, las ideas ni las religiones, lo pueden los ancestros, los genes de esta raza en cuyo corazón late un toro, en sus oídos vuela una sardana, una jota, o un cante jondo.
Gentes de la noble España henchidos de orgullo,
y es que esta tierra de mar meseta y montaña, En el fondo de nosotros, es parte de nuestra entrañas.
A por ellos o he, a por ellos o he,
A por ellos o he, a por ellos o he, o he
Juntos podemos. ESPAÑA, ESPAÑA………………….

viernes, 27 de junio de 2008

CINTAS Y ADAGIOS


CINTAS Y ADAGIOS


En las franelas de la lisonja
Un alma rota se desvela
Lleva cosido un sentimiento
Que agita al viento,
Como a un cometa.

Su fugaz y tenue lamento
De tímido color violeta,
Se viste de trigales verdes
Y de pétalos de madreselva.

En el agua hace corvetas
Jugando con la corriente
Y en el aire marinero
Se posa en tu regazo
Cuando tú sientes a solas.

De alelí al alba,
Y de esperanza en la aurora
Y en las noches de luna clara
De tornasol de plata,
Se infunda en tu mirada.

Es volante a tu cintura
Es encaje a tu saya,
Es la risa que a tu boca
De poco a poco se labra,
Tatuaje que a tu corazón se entraña.

martes, 24 de junio de 2008

CARTAS ROBADAS GAVIOTA 2


CARTAS ROBADAS GAVIOTA 2

Al arrope de la brisa y de tu vuelo,
Blanca gaviota que abrazas el azul inmenso
Trasiegas en el añil del firmamento.

Batiéndote en el aire y en mi memoria,
Gravitas en la ilusión de mi sueño.

Tú que bates los oceánicos mares,
Y buscas radiantes estrellas fugaces,
Y persigues sobre las estelas marinas
La luz de la placida luna.

Tú que te bañas en olas de plata
Y sonríes al sol de la mañana
Enamorándote del lucero del alba.

Tú que navegas en la rosa de los vientos
Y rasgas el istmo del cielo,
En complicidad con la tarde
Te dibujas en el horizonte.

Tu solitaria y sibilina gaviota
Que colmas con tu amor y tu canto
Los escondrijos anodinos de mi almohada.

Tu ave cenit del amor
Que te quemas de pasión
En las plegarias de mi alma.

Hoy cantarte quiero este canto,
Y que la letra baile en tu cielo
Y así el celeste marino,
Sangre con letras de fuego.

lunes, 23 de junio de 2008

CARTA A ROSA


Carta a rosa



En el centro del salón, sórdido tictac, las agujas ruedan y ruedan, en un cíclico compás intentando señalar , en su esfera circular, el turgente viajar inconmensurable del tiempo.

Absorto en la ventana, las sombras se alargan, la tarde languidece y el crepúsculo enojado, atónito ensimismado, fulgura de radiantes sortilegios en granates bucólicos, diáfanos, cristalinos.

Se despide el astro rey en agónico lamento, mientras el azul se hace intenso y tímidamente aparecen, puntillitas de destellos
en la bóveda celeste.

El tiempo quedo detenido, y vienen a mi mente, un ramillete de recuerdos.

¿Que será de mi amiga?, ¿Que será de aquella historia?
¡ Donde quedo aquel cielo!, donde perfumara ahora la rosa, de pótalos rubios, con destellos de sol anaranjado.

Habrá encontrado ya el perfume su esencia milagrosa,
seguirá con sus espinas, tan bonita, tan de poca cosa mi amiga Rosa.

Aquella que regalaba en los otoños violetas, y pisaba alfombras de orquídeas en sus fantasías locas,
aquella de pupilas hirientes y clavadoras de rapaces miradas,
Iris aterciopelados de cristalina esmeralda.

Aquella mujer fantasiosa, que no hablaba de amor, sino de misterios azarosos que sazonaban su entrañas, de fugitivos estertores en el fondo de su alma.

Aquellos labios ardientes, que forjaban un te quiero,
Musitando coléricas llamas de pasión y deseo,
Aquella voz melosa, misteriosa de algodón de caramelo, que palpitaba en las sombras como las ondas en el lago de la inocencia.

Una mujer felina, que arrulla, y araña y en osadía, odia,
Por esperar de ti un amor in contenido, un recipiente lleno de dulzura de pasión inconclusa, libélula, caballito del infierno y al mismo tiempo mariposa.

¿Dónde estarás amiga mía?
bajo de que cielo te cubres, pisando que tierra extraña,
quizás tus raíces arraiguen a un hombre, tus ramas abriguen polluelos en el mido, tus hojas perennes se hallen, de pensamientos prohibidos.

Y el sol en tu talle dibuje en tu entidad de mujer,
la imagen que tengo de tu cuerpo de hembra.

El reloj me sorprende, cadente murmullo afinan
sus viejos tictac, el péndulo oscila en un vaivén singular,
el tiempo se oxida en su caminar, las horas cayeron, pasaron los días, los años detrás.

La noche fulgura plisada de estrellas, le luna radiante, me hizo recordar, amores de un día, manzanas prohibidas de Eva,
Pecados de niño que fueron difíciles de confesar.

Donde quiera que te halles, donde quieras que estés,
Hoy te bese en la sombra, con la dulzura de un primer beso,
Y con la inocencia de los quince años.

sábado, 21 de junio de 2008

A PALO SECO


A palo seco


Llevo mi mástil
Sin velas sin viento
A palo seco.

Preñada de verde aceituna
La placida luna
Desciende por la vereda.

Ay amor que cantarina
Rueda el agua,
Ay amor como el arroyo
Quiebra tu enagua.

Colgada del cielo
Selene en misterio
Abruma tu pelo.

Ay de los arrobos lunares
Que bañan de plata tu cuerpo.

Ay el clamor del lucero
Que ríe a tu espalda
En el hombro derecho.

Ay del desdén de tu boca
Que tibia a mis labios grotescos.

Ay del suspiro que cierne
La estampa desnuda
Y como se ondula
En tus montes serenos
Las rosas que encumbran
Las tersas lomas
De tus pechos morenos.

Ay del sudor que enfría
Tu torso y tu vientre
La gota que ciñe su paso
Como un penitente
Quedando perlada
En un triangulo enjambre.

Ay de los labios groseros
Carnosos rediles
De pudor y sangre,
Anillos que extasían
Tú femenina esencia.

Ventanas que alumbran
La luz de la vida
Besando a la infancia
En su primera caricia.

Ay de tu vientre sereno
Entraña divina
Matriz de la vida
Fonema que silba
En el alma dormida.

El nombre del hijo
Que tañe tus mamas
Y curva tu ombligo.

Ay de tu amor parido
Retazo de carne
Que llevas contigo.

Corazón que te impulsa
En su rojo latido
A sentir lo que eres.

Terciopelo ungido
En busca de amante
Compañero y marido.

Ay de ti,
Ay de mí,
Pusilánime ladrón del tiempo.

jueves, 19 de junio de 2008

SIRENA O ANGEL


Sirena o ángel


Hay almas y Almas
Lo raro es encontrar, en tierra,
A una sirena blanca.

Una risa marinera
Alborota hoy mi alma,
Una sonrisa amplia.

Luz que alborea
Venciendo tinieblas
Horizontes del cielo

Suave línea roja
Istmo de tierra y cielo
Amaneceres eternos.

Tú no eres de este mundo
Debías de habitar en los cielos
Ángel de parda mirada.

Si eres fuego yo soy llama
Si eres río yo tu cauce
Si eres mar yo soy tu agua.

Rosa que perfumas la tierra
Manos abiertas caritativas
Corazón de empatáis.

Regalo de Dios, al mundo
Belleza y simpatía
Perla blanca.

Si eres aire yo te espiro
Si eres agua yo te bebo
Si eres poesía
Yo parte de uno de tus versos.

miércoles, 18 de junio de 2008

video


Nunca despiertes



Bella durmiente
Que gozas plácidamente
Un sueño de ilusiones,

En un palacio dorado,
en un castillo encantado,
Casa de luz y fantasía.

Junto a las hadas de oriente,
Mi bella durmiente,
Nomos y duendes,
Te hacen compañía.

Revolotean,
Como luciérnagas en la noche,
Guardianes defensoras
De la luz que acoge tú pecho,

Luz radiante y divina,
que enamora y cautiva,
Luz de la luna encendida.

Sobre tus manos, en suspenso,
Un camafeo de plata,
Con la imagen del amado,
Un amado sostenido.

Entre cadenas de plata,
Brillos lunares,
y hadas encantadas
Abrazos pasionales
Sueños y misterios.
Cielos de colores
Amores celestiales.

Por un ventanal grande.
Entra el aire que respiras,
El aire que oxigena,
Y te da la vida.

Ese aire que suspiras,
es la vida que te envuelve,
El tiempo detenido,
El amor de tu existencia,
Un amor renacido.

El balcón de la vida,
Los impulsos de fuego
El éxtasis, de la adormidera,
Mientras tu sueño prosiga,
y estés dormida.

Puede que algún día despiertes,
De ese tu sueño soñado
De ese lugar encantado
De esta luna radiante
Que hiere tu pecho amado.

Y en su lugar se estacione,
Una noche oscura y fría,
Sin luz, sin armonía,
Llena de melancolías.

Y la luna de plata,
Se apague en tu pecho herido,
Y el camafeo de plata
Se caiga de tus manos,
Quede para siempre perdido.

Que tus hadas se pierdan,
Entre destellos de luna,
Y el palacio dorado,
Quede desencantado.

Con un guardián en la puerta.
Un demonio hechizado,
Ese dragón troquelado,
Que cierre tu ventana.

Y la rutina regrese,
Desde tu casa, al trabajo,
Monotonía de la vida,
Caminos que se cruzan
Cruces que no se olvidan.

De momento bella durmiente,
Sigue con la vida sueño.
Acaricia tu luna,
Que sus rayos protectores.
Envuelvan tus ilusiones.

Y las hadas encantadas
Como abejas, en las flores.
Hagan hechizos de colores,
Sobre el guardián de la puerta.

Cierra la mano sirena,
Agarra bien al amado
No dejes tu sueño soñado.
Ni que caiga
El camafeo encantado.

sábado, 14 de junio de 2008

QUE TE QUIERO LEJOS


Que te quiero lejos

Huy de aquellas cuencas felinas
De ojos fríos bañados de
Estupor y melancolía,
Huy de la escarcha grotesca
De aquel corazón glaciar.

Huy de su aire perfumado
Y podrido en su aliento,
Huy de las alas fosilizadas
De su cuerpo taxidermista.

Negué mis labios cautivos
A la parodia de un dulce beso,
Blanquee su alma acida
Ya calcinada de tanto hueso.

Calenté su corazón,
Y al derretirse la escarcha
Que abriga sobre su pecho.

Nacieron entre las espigas
Millares de ortigas blancas
Arbustos de cruda espina
Donde se anegan las alimañas.

Cayó mi simiente
En el camino mal trecho,
Pedregoso de llagas áridas,
Solo sirvió de alimento
Al córvido que por allí pasaba.

No pensé que tu tierra ocultara
Calaveras y cenizas
Y hogueras ya quemadas,

Tu campo huele a cadáver,
A fósforo sobre el incienso,
A fin último,
Y a juicio sobre lo muerto.

En una mano el ajedrez del juego,
Y en la otra ensortijada,
Una guadaña que tañes en la cizaña.

Tu tez siempre pálida,
Y tu atuendo va de mortaja,
En tu interior las tripas arden,
En tu semblante, una máscara.

Que agitas al viento,
Y escondes entre la letra y el verso,
Para que nadie te reconozca.

Dama que besas, segando la vida,
Mujerzuela blanca sin alma
Espectro de la tribulación
Axioma de la esperanza.

En mis escritos,
Palabras sobre palabras,
Ya repetidas y mal gastadas,
Adagios de duro verso
Guirnaldas de mis entrañas.

Para ti despótica mujer
De alma de telaraña
Que afilas entre los dientes
La daga de tu guadaña.

jueves, 12 de junio de 2008

SINUOSA NOCHE


Sinuosa noche

Abatida la tarde
Se glorifica el cielo
De turgentes granates
Adamascando el crepúsculo
Al ocaso de la estrella.
Las tinieblas van enlutando
La luz mortecina
Que el poniente se bebe en el horizonte.
Las sombras caminan errantes
Envueltos entre retazos zainos
Fundiéndose a la placida noche,
Que va tejiendo su estrellado manto.
La viajera y láctea luna, galantea,
Queriéndose hacerse llena,
Se pasea,
Con más de medio cuerpo
En un arrogante creciente.
Una suave brisa, alivia,
Las tibias horas que alargan la primavera
Y esperan impacientes el verano.
Y aquí ando,
Sumergido en esta noche moruna,
Flameando pensamientos,
Fascinado por los rayos dorados de luna,
Y en mi silencio compungido
Aireando sentimientos.
Pinceladas que el alma retoca
De pasteles coloridos,
Cuando el corazón mal herido
Fusiono el color en blanco y negro.

domingo, 8 de junio de 2008

HACIENDO CUENTAS


HACIENDO CUENTAS

Fugaz y fantasmal se desdibuja en mí,
la imagen idealizada que encumbro mi memoria,
perece del pedestal donde mi corazón lo alzo,
y cae por el peso de su coraza.

Ídolo indolente de piedra, mármol y alabastros,
con los pies huecos de barro,
que se quiebran estrepitosos
entre murmullos y vociferando haciéndose cascos.

Noches de cristales rotos,
se fracturan en el aire veladuras de satén,
la magia concluyo el encanto, y el hechizo se deshizo,
en una nube de polvo harapiento y desgarbado
liberando el paisaje.

La montaña se harina, se desquebraja,
dejando ver el valle.
se descorren las tinieblas de los anhelos,
se mira en la caja de caudales lo que hay dentro,
se elimina lo superficial, lo pretendido, lo incauto, lo neutro,
y te quedas lo sustancioso y lo bello.

No hay nada en la nada, solo moléculas y átomos de aire,
sueños de imposible desarrollo, imágenes ficticias de un ser inexistente, creado en la liturgia del ego.

Y llamo a mis animales, y vienen a socorrerme mi camello mi león y mi águila.
Cruzare de nuevo el desierto de las banalidades, me enfundare con el arrojo del león, y volare camino de la cumbre, donde pueda transformarme en un niño.
ser de nuevo el alfa de un hombre……..

Obcecado en una ilusión perentoria,
la imaginación fue forjando en la memoria las virtudes de una diosa.
La criatura deliciosa que se encumbra a una rosa,
tierna dulce cariñosa, de exuberante fragancia y de sin igual belleza.

Y una vez aplanado el castillo de naipes,
te das cuenta que nada tiene solvencia,
no hay raíz ni pilares, ni tan siquiera andamiajes que lo sostengan.
Es todo efervescencia, pompas de jabón,
solo palabras sueltas, hilvanes de puntadas pequeñas,
cogidos de aquí y allá ensartados de reflejos lunares,
de lluvias y lagrimas y soles, que no calientan a nadie.

Te amare, en la letanía de mi memoria, y fingiré que fuiste
un sueño perdido de una noche tormentosa.

jueves, 5 de junio de 2008

BARRO QUE LABRAS


Barro que labras

Alzas al aire
Con ojos bellos
Miradas claras
Acariciando el éter
Marismas blancas.

Paloma mía
Surcas el aire
En las mañanas de pura grana
Perla esperanza.

Traes las manos llenas
De arcillas vivas
Y agua del Tinto
Sangre de cobre.

Que esculpes y das aliento
Como Dios en el Edén,
Sintiendo al barro tierno
Como se forja
Con el contacto de tu piel.

Modelas besos divinos
Dulces fragancias
Tiernos momentos
Sirena de tierra adentro.

Alfarero de las pasiones
Fundes con fuego
Amor primero
Barro que sangra.

Sentimientos majestuosos
Frágil lamento
Suspiro que con el aire
Buscan encuentros.

martes, 3 de junio de 2008

JUICIO INTIMO



Juicio intimo



Interludio pasional en los azares
Las almas caminan errantes
Dicotomía subyugante
Pétrea sangre enloquecida
Que cristaliza las emociones.


Súbdito me hallo sometido
A la incomprensión gaseosa
Que como gota de tintura
Tiñe tu alma rota.


Fluctúa en este intermedio
El razonamiento etéreo
Las crisis en las emociones
El dialogo con tu ego
Que te dicta las sinrazones.


Podrá mas la gota anodina
Que tu alma cantarina
Cuando se viste de alba
Y se llena de credo.


Es un juicio en el silencio
Donde tu juez es tu sino
Tu testigo la razón
Y tu fiscal tu ego.


Desnúdate de arrogancias
Y controla la balanza
Que la justicia es ciega
Y no hay mayor invidente
Que el que se engaña así mismo.


Se tu juez y tu parte
Y encuéntrate a ti mismo,
Pues el que busca halla
Y el que halla encuentra
El que encuentra tiene
Y el que tiene da
Y el que da es generoso
Y da lo que le sobra.