martes, 24 de abril de 2007

UNA TARDE DE ABRIL


Una tarde de Abril

Una melodiosa armonía,
naufraga balanceándose
en el aire de mí estancia,
se descuelga sibilina apasionada
en los flecos de la nostalgia,
desplegando sensaciones y fragancias.

Los acordes heréticos del viento,
impregnan el humo del tabaco,
hechizado se eriza y entrelaza
en sortilegios fantasmagóricos
que solo la imaginación abarca.

La horas se van consumiendo.
las sombras van ganando terreno,
el crepúsculo apunta a lo lejos,
y el horizonte se difumina
en cobrizos destellos.

El astro rey,
se vaporiza en silencio,
con una mueca de tristeza,
se esconde tras unas nubes violetas
fecundadas de besos.

Sinuosa la tarde de Abril sucede,
y tímidamente llora,
entre efluvios de rosas y tierra mojada
transita el aire.

las golondrinas hacen cabriolas,
vestidas de bruno y blanco,
en las trasparencias del cielo
buscan alimento y amores.

La música sigue sonando,
rezumando, un lamento de tango,
y los nacientes recuerdos,
se embriagan de pasión y deseo.

Vienen a mí,
las hojas que se llevo el invierno,
aquellas que todavía navegan,
por aquel gélido céfiro.

se posan en la mente y en el cuerpo,
y florecen como rosas
en las llamas del recuerdo
son los posos de un sentimiento.

huérfano del estío
a una garganta agria
anudando un latido difuso
de un alma cándida.

Corazón ajado de terciopelo
de seda y fuego,
fruta jugosa de melocotonero,
con ventrículos de hueso.

La tarde sigue gimiendo
las golondrinas, bailando en el cielo,
el cigarro se consumió etéreo
dejando una bocanada de aliento.

Entre bambalinas,
una balada empieza,
“Candilejas”
y un solitario hombrecillo,
con su bastón dando vueltas
en la distancia se aleja.



1 comentario:

  1. Gracias por tus palabras de apoyo Sinuhé, ya aunque poco a poco, estoy de vuelta.

    PD:No soy vetica, soy SEVILLISTA:):) Te perdono el error jejejejej.
    Un abrazo

    ResponderEliminar