lunes, 16 de marzo de 2009

SUEÑO


SUEÑO

sueños de enamorado la noche acoge
la luna se trasmuta en ellos
y se siente cómplice.

Con un halo azul misterio
penetra Selene en tu ventana
acariciando tu cuerpo
de amores lejanos te baña.

Ciñéndose en ti, bella durmiente
en tu corazón siembra una simiente
creciendo en tu ser abiertamente.

Vuelan pasiones y anhelos,
canciones, suspiros,
deleites de amor
se musitan de tu cuerpo.

Las quimeras del alma
ya se mecen,
las pasiones veladas
se acunan en tu ser durmiente.

Se arraigan a la naturaleza del sueño
y apareces en el reino de Morfeo,
entonces el te habla,
y se impregnan alma con alma.

Y se funden soldándose unidas,
y se crecen en un efusivo destino
secando a la mar si es preciso,
incendiando los cielos de rojo,
vaporando al azul infinito,
y unirse en la dicha de ser.


A la mañana siguiente
aparece el astro glorioso
la noche se esfuma en un rescoldo de espliego,
gélidos quedaron los velos amorosos,
la luz radiante del ciclope, despierta a la flor.

Ya regresaron sus cinco sentidos
la bella durmiente dejo de soñar
la vida la lleva de aquí para allá,
trabajo y rutina y su monotonía,
el hacer por hacer.

Pero en su alma queda, un misterio,
un acorde de sangre late en su pecho
sensaciones palpitan muy dentro,
la semillas de un sutil sueño,
de noches sembradas de luz y candor.

Al cruzar la calle huele una flor
y al mirar al espacio se para en el viento
una golondrina riza el cielo,
tiene en su cara un destello
y dentro muy dentro
florece el amor.

3 comentarios:

  1. Un sueño que lleno de felicidad el alma y trajo paz al corazón, hermosísimo poema mi querido amigo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola,que tal me ha gustado mucho el poema,tiene preofundidad y al mismo tiempo dulzura,te invito si quieres a mi blog cuando lo desees,un abrazo,yo seguire pasando.

    ResponderEliminar
  3. Una bella durmiente que vive su fantasia aun despierta, me encanto el poema!
    saludos,

    ResponderEliminar