lunes, 8 de junio de 2009

Mutismo


Mutismo

En la inconsciencia
de una realidad conclusa
se imprecisa las ilusiones
que emergen de los abismos.

El tiempo cíclico envejece
en los cielos de azul marengo,
sus agujas en la espera
se licuan ante la neblina espesa.

Molécula a molécula
se va perdiendo
esta arena movediza
que Cronos controla sin espera.

Las horas gelatinosas se columpian
en un va y ven intransitable,
adolecen en un presidio de papel
que fustiga el llanto y el anhelo.

Su carcelero atiborrado en melancolía
amarillea el recuerdo,
lo aloja a un presente
donde es reliquia añeja.

Quedo como mudo testigo,
o un arlequín de feria,
un esbozo surrealista
en el museo de las banalidades

Se arruga en los líquenes de un lienzo
martilleando palabras
que anuda al cordel de un pozo
blocando la azabache mirada.

Que obscena escaba
el fondo de su alma
la raíz no se taba y tampoco se tala,
crece en el fango lodoso de sus lágrimas.

Floreciendo virginal
en las lagunas del atisbo,
como flor de loto callada
papiros de verde trama.

Que están por escribir
las sonrisas y lágrimas,
sondando a la vida
a ver que le depara.

Caminitos fecundos
de amor pasión y grana,
espigas por compartir
si al comer no te atragantas.

Flores fatuas
caminito de cipreses
hormigón y lapida
y si hubo amor, alguna lagrima.

3 comentarios:

  1. Tus versos seducen con su fuerza y su lamento, si hubo amor, siempre alguna lagrima se escapa, descendiendo fugas en la pendiente del olvido, precioso julio.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Alguna lágrima es suficiente y determinante.
    Un placer pasar por este mutismo con alma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Entre cielos e infiernos canta el poeta sus desvelos. Se te echa en falta. Besos

    ResponderEliminar