miércoles, 6 de junio de 2012

MAREA




Marea

Serpenteado en su lecho salino,
rompió su espejo el mar,
ya no esta embriagado
de falsas caricias
y su corazón dejo de temblar,
se siente poco hechizado
por la luz de su amor estelar.

Hoy se pica en esta alborada,
hipérbole al sueño amado,
deja su linea coetánea
al borde de un naufragio.

Retuerce su vientre de agua
en galopada efervescente,
se nutre de lluvia y viento,
encabritandose en la rompiente.

Ondula en el aire la sal
queriendo libar las pompas de espuma.

Regurgita sus rayos dorados,
quebrado contra la roca,
y añora que entre su brazos
se mece la noble luna,
que locura.

Cubrirse de cana el pelo
y ver mientras me muero
dos grandes ojos verdes de espuma.


No hay comentarios:

Publicar un comentario