jueves, 14 de junio de 2007

ENCUENTRO EN GRANADA




Encuentro en Granada





Quiero la mágica luna
La aureola de su forma
Plenilunio de belleza
Irradiante en lo bruno
Cuando empieza a anochecer.


Y estar cerca de tus labios
Granates, luminosos,
De tus ojos cadenciosos,
Avellana brandy brumoso,
Felinos de ágil pantera.


De tu pelo etéreo moreno,
Vaporoso flor de espliego,
De tus manos abiertas,
Que despliegan del lucero,
Luz celeste que embriague,
El misterio de un encuentro.


Un encuentro apasionado
En los jardines de la Ahambra
Mirador del Albayzin
En La Fuente del Avellano
A las orillas del Genil
O en algún puente del Darro
Por el Paseo de los Tristes,
Desgranando la Granada.


Mujer luna, dulce grana,
Son las rosas de aceituna
De tus pechos la hermosura,
La feminidad de tus mamas,
Sibilinas fuentes del deseo
Son tus labios arlequines
Paladar esotérico de mis besos.


Tu cintura, tu cadera,
El extremo contoneo,
Los muslos penetrados,
Hasta el fondo de tu ser,
Tu sollozo, tu recreo,
Los impulsos de tu cuerpo,
Tu lamento apasionado
Que se funde a mi lamento.


Es el ansia de mi alma,
Que penetra tu existencia,
Que se funde con tu fuego,
Que se incendia y se quema,
En las llamas del infierno.


El abrazo que subyuga
El sudor que se corrompe
El sollozo, que en el aire,
Excita los sentidos,
La voluptuosidad del placer
La mirada cristalina
Que se inunda en el deseo.


Tu alma cabalgando con la mía
Aferrada a mi cuerpo,
Como el agua
Que navega con la espuma,
Como el cielo
Que se junta con la tierra,
Es la estirpe de un amor nacarado,
Es perfume de flor de rosa,
Mi deseo, tu deseo,
Tu fragancia, mi tristeza,


Luna triste apasionada,
Que te eclipsas en el cielo
Con la luz del firmamento,
Y trasiegas en los mares
El reflejo de una estrella,


Luz de luna, mujer sauce,
Son tus ramas,
Las fragancias de tu alma,
De tus venas roja sangre
De pasión enamorada,
Las raíces que en la tierra
De vida roja se empapan
Floreciendo verdes ramas
Y la flor de la esperanza








2 comentarios:

  1. Y, qué lugar mejor para un encuentro que Granada con su embrujo y su encanto.

    Precioso poema

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Un mágico encuentro, amigo. Granada, buena elección. Aunque para reunirse con tu sensibilidad, cualquier sitio sería bueno, poeta.

    ResponderEliminar