sábado, 9 de junio de 2007

LA MUSA


La musa



Llegue como un susurro de otoño
al banco del parque,
aquel junto al sauce,
del remanso del lago.

Te encontré ensimismada
con una pluma en la mano
y un papel en blanco.

Y en tus ojos brillando la nostalgia,
no quise decirte nada,
pues tu alma andaba ocupada
sintiendo nostalgias,
y besos de labios
que un día te amaron.

Me fui como vine en el viento,
susurrando en el eco deseos
ya tendremos otro momento
para intentar traslucir, lo de tu adentro.

Tú musa,
que llego una tarde a inspirarte
y encontró tu corazón colapsado,
hirviente en un amor fracasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario