viernes, 26 de octubre de 2007

NOCHE DE AMOR


Noche de amor


Tengo ganas de sentir
El equilibrio de tu cuerpo
Y explorarlo parte a parte
Con el alma
Y el tacto de mis besos.

Soy como el perro
Que te sigue y olfatea
Caballo en celo
Hombre semental y centauro
Que te quiere montar
Hasta que el instinto quiera.

Con mis labios
Erizar tus colinas amorosas
Y amamantar con mi boca
Los pezones de tus rosas
Y cimbrarlos de emoción
Hasta que llenos de pasión
Engalane la flor
Jugosa de mí deseo.

Ceñir tu espalda a mis manos
Como loza de alfarero
La cintura y tu cadera
Como si de barro fuera
Y dibujarte caricias
Sensaciones y deseos.

Y caer naufragando
En el arco de tus muslos
En la fuentes del deseo
Como el colibrí a la flor
O la abeja al néctar
Titilando la lujuria de mi lengua
En el bulbo de tus piernas
Sumergirme en tus adentros.

Después mirarte a la cara
A tus ojos misteriosos
Al color de tu mirada
A la boca que me ama
Y extasiarme en la lengua
Que me embriaga.

Fundirme al lamento y al sollozo
Al eco rumoroso
Y al jadeo altisonante
En los zumbido del aire.

A tu respirar profundo y profano
A tus muslos de nata
A la miel de albahaca
De tu organismo prodigioso.

Y al trotar profuso
Por los caminos del alma
Al sudor de nuestros cuerpo
Y al cráter amoroso
Penetrado victorioso
Hasta el fondo de la entraña.

En un cabalgar fogoso
Hundirme dentro de tu cuerpo
Juntar carne con carne
Sentimiento con sentimiento
Aleándome al suspiro profundo
Al latido de tu cuerpo
Y los efluvios fantasmagóricos.

De mi cadencia y tu armonía
A mis quebrantos y tus requiebros
Armoniosa armonía
En el amor de nuestros cuerpos

No hay comentarios:

Publicar un comentario