lunes, 17 de marzo de 2008

CALIDOSCOPIO


Calidoscopio


Calcina el viento
La frecuencia de un lamento
Que el alma exhala en su tormento.

Como quererte sentirte y no tenerte,
Como fraguar un beso
Si eres luz del firmamento
Y no quemarse los labios en ese intento.

Como tocar tú pelo radiante de estrella
Si estas a años luz de mi existencia
Como sentir tu fuego
Si eres lejana nebulosa.

Preludio de un sentimiento,
Quisiera que fueses una rosa
Y así sentir tu fragancia tenebrosa
El néctar que amielas en las entrañas.

Y tenerte enraizada a la tierra
Seria tu labriego jardinero,
Cuidando de ti con tesón y esmero.

Y no como ahora
Intrépido astronauta en el vacio
Flotando en la parsimonia de un deseo
Y gélido y muerto de frio,
Aunque así es como tú lo has querido.

Te propongo un trato,
Ni estrella ni rosa.
Una gentil mariposa
Que vuele rauda en el viento
Que libere este tormento
Que anda cautivo en un alma.

Y así se creara el portento
Ni estrella ni flor ni insecto
Solo dos seres que se respeten y amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario