jueves, 1 de mayo de 2008

CRITICO


Critico

Efímera alma te llevo,
Teñida de sentimiento,
Lagrimas de sangre suscitan
Un cáliz de sufrimiento.

Copa tildada de amargura,
Que gota a gota me bebo,
Como un elixir viejo
Que va perdiendo su aroma.

Su paladar postrero
Quema y abrasa la boca
Lo avinagro la insolencia
La desfachatez y la impostura.

De una brisa marinera
Podrida en su verde ego
Que me trajo su lamento.

Presunción de una criatura
Que se cree en pleno derecho
De manipular la escritura
Por no gustarle lo expuesto.

Censor del siglo XXI
Que aplica para su causa
La ley del embudo,
Incomprensión esquiva
De un alma que se dice amiga.

Quien manda en los versos del poeta,
Sino la imaginación y la fantasía,
El sentimiento y el corazón
Le ponen rúbrica.

No quieras para otros,
Lo que no quieras para ti,
Ni me imagino en pensar
Si yo te hubiese tachado de mal,
Algo de lo que tú escribes.

Ese fuere otro cantar,
Y no tendría lugar,
Conociendo a la presente,
Así mi querida amiga,
Si no te gusta, no lo leas,
Pero no me seas insolente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario