viernes, 26 de febrero de 2010

Agoniza la tarde


Agoniza la tarde

Agoniza la tarde
preñada de cobrizos anaranjados,
el horizonte granado
aborrega las cumbres del cielo.

La mirada se funde en el ocaso,
y oculta a este laberinto fatuo
la añoranza se desgarra,
vistiéndose de melosos iris verdes.

Indulgentes las nubes
se impresa en mis pupilas,
y una imagen ancla,
sus cenizas albas,
labra el sol,
las hendiduras de tu aura.

De los adentros,
un dolor seme derrama
y crónicos mis arcos desfallecen,
envidiando a otros labios,
ansiosos de su porte.

El canto taciturno de tu pecho
vagabundea por las moléculas del viento,
y este martilleo de galera,
corea, mi sístole y mi diástole.

Vaivén que estremece mi cuerpo
por los andamiajes del aire,
escariando tú piel en mi hueso
ansioso de un te quiero.

Filamentos ordeñados
de un sol que te traspasa
son los orgasmos de luz
que a mi alma abraza.

Retales ajironados
de un perfume sudor y lagrima
almizcle de los sentidos
fluidos de tus entrañas.

Caramelizada la pasión
se hace un cristal que raja,
fue tanto su dulzor,
que amargo su azúcar quemada.

Por eso quiero beber
de las aguas de tu cielo,
que desempalague mi garganta
y refresque mi cerebro.

Agoniza la tarde en un cielo índigo,
mi corazón sangra,
como este sol que se nos ha ido,
mañana la aurora estará conmigo,
pero tú ya te abras ido.

2 comentarios:

  1. MAÑANA VOLVERE A VESTIRME
    DE SOLEDAD,DE TARDE,
    SUGETANDO EL HORIZONTE
    CON DEDOS DE AÑORANZA Y NOSTALGIA,
    MAÑANA.....SEGUIRA LLOVIENDO
    SOBRE MI ALMA LA NECESIDAD
    QUE DESBORDA MI PASION ACUMULADA
    MAÑANA....SERE UNA VOZ SIN NOMBRE
    EN MEDIO DE MIS SILENCIOS
    MAÑANA...LA AURORA ESTARA CONMIGO,
    TODO SEGUIRA SU LENTA MONOTONIA
    Y TU,,,TU,
    NO ESTARAS CONMIGO.
    GRACIAS POR ESE HORIZONTE TAN PINTADO QUE ME REGALAS
    BESOS POETA AMIGO
    DAYLI
    LuNa

    ResponderEliminar
  2. Un poema que llora el verde de aquellas pupilas que desgarran, que lastiman, el horizonte que se aleja, un poema cuajados de desencuentros y hastió, que agoniza como la tarde, precioso trabajo amigo mío.

    Besos

    ResponderEliminar