viernes, 11 de diciembre de 2009

LOS CAINES


LOS CAINES


Vacila insignificante
la palabra y el gesto
que ensombreció al entendimiento
entre Caín y Abel,
solo nos queda el verbo
convertido en descendencia
del aquel evento.


Hijos de Caín
desheredados de la tierra
vagabundos desacreditados
por la mano de Dios
decidme vosotros quien eligió
vuestro destino.


Hilos de Juan sin tierra
herederos de la semilla de Caín
quien pinto el color de vuestra piel
quien puso la cuna en vuestro nacimiento.

Apátridas de la incultura
artos de miseria y hambre
que os hizo nacer
en el inframundo de la ignorancia
quizás una marca divina.


O se debe a la casualidad natural
o la hipocresía del hombre
los patricios de la tierra
los llamados hijos de dios
que con una cruz en la mano
te bendicen,
y con la otra, te explotan y saquean.


Pretorianos del imperio
seguidores del Calígula de turno
americano y europeos
los señores de la doble tabla redonda
los representantes del G8
los dignatarios del poder
de la extorsión de la vida y la tierra
nido de víboras
que condenan al mundo al exterminio.


Si Cristo levantara la cabeza,
la pondríais un mono naranja
y lo condenaríais al patíbulo,
por loco y terrorista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario