martes, 29 de septiembre de 2009

SIRENA


SIRENA

Caracola del mar
que meces en tu eco
el arrullo del viento
preñado de sentimiento.

Sibilina voz
que ama en silencio,
rebozando a los versos
de la espuma marina.

La sal de tu verso
trae el canto de las olas
y voces de sirenas con algas coralinas
colmadas de menta.

Y el embrujo de dos luceros
Que fluctúan en las sombras
destellos de carburos,
mimetizados en la hiedra.

La melaza de un cuerpo
de escama, espiga y espliego,
oceánica tersura,
se consume a un lamento.

Quien fuese el agua
para deslizarse por su talle
hidratando el sentimiento
y almizclar la sed del amor
en las oquedades de su cuerpo.

Quien fuese el aire
y fusionarse con su espíritu
estar muy dentro de ella
y oxigenar el halito de su hermosura.

Quien fuese fuego
y habitar en su fuero interno
calentando su armonía
y abrasando al sentimiento.

Quien fuese tierra
el mismo barro de su materia
y modelarnos el uno al otro
sin salir de una costilla.

Manantiales que el alma espera
acantilados del espíritu
fluyen cálidos y hambrientos
por los cauces de mi sino.

Pasión que devora
y ejercita la palabra
amarrando con las ondas
los enredos de su alma.

Yunque meloso apasionado
te derrites en un ariete azucarado,
y clavas las espinas del amor
en el cuerpo del amado.

Mágica yunta
sin timón ni entendimiento
lanza de carro
cometa en el viento
sin cordel que se agarre a una mano.

Caracola del eco
me incitas, me turbas,
me desesperas y me enveneno,
que corra tu pócima por las venas de mi ego.

Soy adicto al sabor de tu boca,
y a las liturgias de tu cuerpo
me embriago en los umbrales de tu senos
y desfallezco en tus labios por un beso.

Discurso que en el aire queda
a merced del viento
que no tiene trascendencia
y es la lirica de un cuento.

1 comentario:

  1. La lirica de un cuento que puede ser realidad, un poema profundo que se alimenta día a día de versos , sonidos de atardeceres, un amor que fluye desojando la luna, desflorando tu corazón que sueña algún día cumplirlo, la vibración de tus versos es intensa y sorprendente, precioso julio.

    Besos

    ResponderEliminar