martes, 21 de agosto de 2012

AL QUE HUYE DE SU SOMBRA



AL QUE HUYE DE SU SOMBRA


Fluyen pensamientos a mi mente
y antes de nacer a la boca,
se filtraron por tu piel
se soldaron a tu ser
manantiales del querer
arrastraron a tu espíritu
sensaciones que provocan.

Calidez de una mujer,
sentimientos que desvelan ilusiones,
que se encuentran hechizados,
por los dardos de Cupido.

Manos blancas te moldean,
el cariño del amado,
manos que nunca termina
el modelo deseado.

Manos que prefieren
estar siempre modelando,
esculpiendo los amores,
de los sueños deseados.

Brazos amplios me acarician,
y el ánfora de tu ser me atisba
a esa piel que atempera
mi espíritu de candela.

A esa boca que subyuga
el carmín envuelto en cera,
al aire que me abraza y oxigena
que me da la vida plena
y que tú también respiras.

Esos ojos que me miran.
esos ojos misteriosos,
que se asoman a los míos,
y descubren ilusiones.

Son lecturas de pupilas
que se miran sorprendidas
se encuentran y cabalgan
diluyendo las distancias,
y en las noches solitarias
se desean y se aman.




No hay comentarios:

Publicar un comentario