martes, 19 de noviembre de 2013

LA MIRADA


La mirada


Purificada de luz y esperanza
dos lagunas verdes
se ahondan en su mirada.

Quiero encarcelarla
con los barrotes de mi alma
y tirar la llave a un abismo.

Donde solo este tu ser,
y el espíritus de mi mismo,
cruzar los páramos del infinito
y ser contigo un mismo verbo.

Adentrarme en tu camino
y ser encandilado
por esas dos esmeraldas
que bajo tu frente aguardan.

Y estar contigo en la armonía
y todo este en sintonía,
y así te abrazaras a mí,
amada mía.

Y yo contigo al universo,
para hacer de todo esto un verso
y así fundirnos con un beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario