viernes, 6 de julio de 2007

PRINCESA GAVIOTA Y SIRENA

PRINCESA GAVIOTA Y SIRENA



La tórrida noche clama añoranza
El viento hierra la desesperanza
Entre lacónicos susurros
El amor desfallece noctámbulo
En ecos de solariega ansiedad.

La luna flirtea en el ancho cielo
De blanco se torna el lucero
Luciendo su velo de novia.
Selene encarnando misterios.

Las olas la miran celosas,
Rompiendo destellos de plata
En los espejos marinos,
Donde se baten las aguas.

El viento me trae en silencio
Los sueños rotos de amor
De una princesa de cuento
De una lejana gaviota
Y una sirena anclada en el tiempo
Que canta canciones de amor.

Resuenan en mis oídos
Su pasión femenina
Su idílica mirada felina
Envuelta entre olores
Vibran en mis sentidos
Con frecuencia de ultra sonido.

Calida alma que enciende centellas
Vive en su sueño dorado de estrella
Fulgores que irradia
Su corazón de seda.

Mujer de carburo sueño,
Tu alma se forja
A golpes de agua,
Que caen sobre piedra
Iluminando la inocencia.

Tus ojos de musgo
Se llenaron un día,
De agua de vida.
De lágrima salada,
Aquella que era
Un manantial en tu entraña.

Princesa, sirena y gaviota
Quisiera tus verdes ojos de menta
Quisiera tus largas ondas marinas
Quisiera la brisa de un beso
Quisiera fundirme con tigo
En un calido vuelo.


Gaviota de la mañana
Sirena en mi larga tarde
Y silbo en la bruna noche
Caricia de alma en la madrugada
Y amiga tan solo al despertar el alba.

Quisiera que sepas mi amiga candida
Que siempre te amo en la noche
Que solo a mi vienes en la nostalgia
Cuando tu sueño se filtra en mi almohada.

Como una gaviota lejana
Una princesa de cuento
O una sirena varada.






1 comentario:

  1. En definitiva, una diosa que domina los sentidos del que la espera, del que la ama.

    Muy bonito tu poema Sinuhé, enhorabuana.

    Un abrazo

    ResponderEliminar