miércoles, 5 de septiembre de 2007

DE MENTA SE PINTO EL AIRE

De menta se pinto el aire




Traspasando el umbral de tus ojos
la hiedra y la menta me llevan,
a ondularme en los bucles de tu pelo
y envolverme en tu melena etérea.

Me detengo frente a tu oído
para desabrochar los te quiero
esos que quedaron rotos
de tus otros anhelos.

Y arrullarte con voz sinuosa
y seducir tu alma de acero
anudando al brillo de tus labios
las fragancias de mi boca.

Licuando los secretos de tu esencia,
se arremolina en mí, tu alma jocosa,
de primavera juvenil de mariposa,
néctar de miel de un enjambre,

Vanguardista enamorada y poeta,
de una naturaleza bohemia,
que se hilvana a la trasparencia
de tu sentir interno.

Y se engarza a las cadenas de mi sangre
latiendo vigorosa en los anagramas
supinos del aire
como la pluma viejera
voluble a las piruetas del viento.

Dejando cadencias y un eco
que enloquece mis sentidos
y embellece la armonía del sentimiento
imán de atracción enérgica.

Buque de templanza exquisita
junto al vino afrutado y añojo
jazmín de una noche de verano
aromatizando versos.

Que vuelan de entre sus manos
como los pojaros viajeros,
cruzando continentes enteros
son latidos apasionados
que quema tu pecho
y lanza llamaradas ardientes
a los cuatro vientos.


Dulce amada de mi sueño,
voz amiga que aletarga
los encuentros con mi alma,
hoy te vi en la transparencia clandestina
brillando en los contornos de mi aura.

Circulando en los atamos
encendidos de mi sangre
exhalando el oxigeno de mi aire,
hoy tu alma y la mía,
fugaron a juntarse.


No hay comentarios:

Publicar un comentario