sábado, 1 de septiembre de 2007

NUNCA ESTA TODO PERDIDO

Nunca esta, todo perdido.


La noche se engalana,
hacia el alba,
lucero de la esperanza,
los sueños se ahogan,
y en un despertar dulce,
renace la aurora.

¡Ay amor caído!
¡ay amor furtivo!
soledad de mis horas.

Sueños de tinta electrónica.
de tachones y borrones
de rimas y asonancias
de mala desesperanza
Yermos a solas.

Luz de pasión y deseo,
alma que embriaga
el corazón destemplado
de las añoranzas.

Órgano vital de la vida
músculo inquieto,
trotador de senda y camino,
no desfallezcas.

Que detrás de los inviernos glaciares,
explosiona la primavera.

Los hielos derriten sus aguas.
las aguas, alimentan,
las raíces se clavan,
profundas en la tierra.
y la floresta verdea.

¡Ay amor escondido!
¡ay amor renacido!
dicha de todas mis horas.

La paloma hace su nido
y aquel pájaro herido
se olvido de sus sombras.

¡Ay amor desposeído!
¡ay amor ingrato!
¿Por qué dices que no te amo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario