viernes, 15 de agosto de 2008

ARMAS DE MUJER FATAL


Armas de mujer fatal


Sobre el perfil de la cumbre
Trazo la senda impuesta
Que dibuja la trayectoria
A los apriscos de tu ser de mariposa.

La cordada está dispuesta,
Y un impulso solo me vasta
Para que mi cuerpo alcance
La última escala.

Aquella que el sueño
Otorgo a la memoria
Tatuando de dolor perenne
La ingravidez del insatisfecho.

Una pieza más
Para el puzzle vital de mi existencia
Que yo encaro de mil formas
A ver si engrana
De una manera perfecta.

Las sombras se perpetuán
Como esas nieves
Que rascan el cielo
Y a veces el desaliento
Turba los proyectos.

Y es que no puedo
Con el armisticio de tu sentimiento,
Idílico pájaro de fuego,
Córvido y funesto,
Sobreviviente de lo muerto.

Es la flor
Tras un duro cristal de escaparate,
O el aroma de esos pastelillos tiernos,
Y yo sin un duro en el bolsillo.

Tendré que saltarme las normas
Y hacerme un vulgar ratero,
Yo quiero la flor en la solapa
Y saborear entre mis labios la melaza.

Aunque me depongo a tanto esfuerzo,
Incluso tocando la última escala,
Me dejo caer en el vacío,
Que envuelve tu transito.

Y despertar de mi sueño,
Mujer sin rostro ni cuerpo,
Solo balada de otoño
Que late en mi cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario