sábado, 24 de enero de 2009

Impar


Impar



Fugaz y libre el pensamiento
se debate sicario en la memoria
y devora con mano firme de alfarero
tu escultura de tu presencia.

Vagabundean mis caricias
por la veredas de tu anexo
resguardando las premuras de tu aliento
que se esponjan a lo convexo.

Senos de gelatina y monte de Venus
regados de amores
de lengua y de besos,
labios volcanes de brasas y fuegos.

Encuentros ansiosos que atisba el viento
y solo en el aire en ti me tengo,
andamiajes volátiles de sol y espiga
ondas trigales que me cautivan.

Brillan transmisiones lunares
que apriscan tu aura oculta y soñadora.
Carcelera en tu refugio te sientes prisionera,
acotando en tu cuerpo el placer de tu alma rota.

Silvestres flotan en el espacio,
bucólicos me miran de frente,
silentes se mecen despacio,
dos lagunas verdes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario