viernes, 24 de octubre de 2008

NOSTALGIAS


NOSTALGIAS

Hace tiempo, mucho tiempo,
que no sé nada de ella,
hace tiempo, que mi sueño,
se desperezo de la ausencia,

Bajo los cielos brumos
la soledad cabalga,
sobre sus pechos cenizas,
agonizo esa esperanza.

La luna sigue saliendo,
sobre el ultramar del cielo,
la noche la vela,
con luz de plata y espliego.

Las aves marcan su rumbo,
hacia la ciudad encantada,
la paloma huyo del nido,
dejo su casa.

Los ríos arrastran,
turbulencias y sedimentos,
a la arboleda le caen las hojas,
al otoño le sigue el invierno.

Las estaciones se desnudan,
después del calor la nevada,
la arena sigue cayendo,
y el reloj marcando su pauta.

El cabello moreno se ceniza,
el corazón púrpura se aja,
las manos se entrecruzan,
y la flor se hizo de escarcha.

En la arboleda perdida,
del rosal verde grana,
una rosa nace erguida,
es la flor de la esperanza.

Verdes tiene los ojos,
blanco y guirnalda es el alma,
sus cabellos se confunden,
de luz matutina del alba.

Gaviota de alto vuelo,
alondra de la mañana,
quiere hacer su nido,
de rama de olivo
y espuma de agua.

Violeta de alta cumbre,
gardenia en mi ventana,
pensamiento de las noches,
flor de mi solapa.

Perfume que enamora,
olor que agranda el alma,
rosa de pitiminí,
flor de mi esperanza.

El corazón sigue latiendo,
a golpe de rima y verso,
las horas van huyendo,
la nostalgia se desgrana.

En el jardín de los sueños,
una flor está creciendo,
trepadora, que se agarra,
a mi ser, y a mis sentidos.

Es la estrella de mi día,
es la luz de mi mañana,
el calor que me asola,
el fuego de mi alma.

1 comentario:

  1. Qué hermosos versos de amor es como un mañana que esperas rescatar, un texto profundamente delicioso.

    Besos

    ResponderEliminar