domingo, 8 de febrero de 2009

AUSENTE


Ausente

De tus ojos hervíos
cristalizan mis llagas
en los espacios inertes
azora la lagrima.

Lamento

Los relojes y el tiempo,
atrayente sirena
tu piel sonrosada
se enhebra en mi arena.

En la brisa.

De las mañanas celestes
mi amor en tus labios
se posa hiriente,
en el rellano del labio.

Tu acento.

Agujerea mi espíritu
quebrando a mis huesos
placeres que enervo
de fragantes besos.

Mi amada.

Tienes que llenarme el alma
y yo ser tu cesto,
flor de espliego
quimera de verde.

Te quiero.


Ausente lamento
en le brisa tu acento,
mi amada, te quiero.

1 comentario:

  1. Un despliegue de talento y creatividad, un te quiero que suena muy sentido, bello poema.

    Besos

    ResponderEliminar