domingo, 10 de febrero de 2008

Te regalo el viento y la luz del horizonte


Te regalo el viento y la luz del horizonte



En las franelas feroces de la noche
Tintinean en el istmo del horizonte
Unas luces marineras.

Luciérnagas de sal y espuma
Que vienen cantando al agua
Ecos envueltos de luz de luna.

Son las olas que declaman
Mis versos de luz y agua,
Para ti, si en esta noche,
Si miras al mar te abracen.

Con el arrullo del céfiro
Y la voz de la marisma
Solo puedo regalarte la brisa
Que sale un poco tus labios.

Y mecer tu pelo al viento
Y besar tu piel con mi verso
Y llenarme de ti en el cielo
Suspirando con la luna con el mar y con aire.

Poco puedo regalarte,
En este día de los enamorados,
Solo me quedan unos besos
De tanto usarlos desgastados.

Ya te di mi alma, mi corazón y mi mano
Solo me queda este canto ilusionado,
Y un ramillete de flor de olivo
De diminutas florecillas blancas,
Que pondré en cada poro de tu piel rosada.

Y así ungirte de silvestre nácar
En la noche trémula
De sabor de albahaca
De tus ojos menta,
Y mi corazón de grana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario