lunes, 7 de abril de 2008

HOY TE CUENTO



Hoy te cuento


Fulgura tácito el albor
En los crepúsculos
Nebulosos de mí ser,
Cíclicamente su éter
Se acompasa a la voluptuosidad
Generosa de tu alma.

Iniciado soy
En el habido caminar del amor,
Aunque peregrino indulgente
En las veredas que me atrapan a ti.

Mi alma pecadora y bohemia
Tiene gula enfermiza de tus besos
Ambiciona generosa tus anhelos
Tiene envidia de tus formas
Sed que asola y desespera
Las ansias devoradoras del deseo.

Se eclipsa disoluta
A tu existencia
Y quiere mecerse contigo
Como el trigo
Que se alea con el viento
Como eco de la mar en el requiebro
O el árbol que se enraíza con la tierra.

Es la luz que atraviesa el firmamento
Para unirse caprichosa a tu estrella.
Fruto del árbol prohibido
Pecado divino,
Comida de Adán.


Crisálida generosa,
Volátil sutil brumosa
Mujer de labios silentes
Tu alma se despereza,
Ingenuamente vuela.

Fugaz sonrisa que brota
Etérea melodía que flota
Como clavicordio en Abril,
O rosa de Mayo.

Es tu suspiro de aire
Esencia femenina que nace
Patina sobre mis huesos
Aroma que se despliega
Sabor intenso,
Que me sabe a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario