jueves, 3 de abril de 2008

LUCES DE ALBAHACA


Luces de albahaca


Acaricia la tarde un suspiro
Y el éter me trae un beso amigo,
Floreció en su alma la alegría
Y escandidlo en mi espíritu esa sinfonía.

Se visten sus labios de amapolas
Capotes que lidia con su alma,
Redobles de un corazón en llamas,
Que siega, aniquila, resembrando la esperanza.

Mujer de musgo y verde trigo,
Sementera de cariño y añoranza,
Por tus venas roja sabia.

En tu alma mil azucenas,
En tu cuerpo nuevas alas,
O fue la primavera que te embrujo esta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario