sábado, 12 de enero de 2008

LA CREMALLERA


LA CREMALLERA


Centellea en el ocaso
De mi alma inquieta,
Vagando inalterada
Una onda trémula.

Se parte en filamentos
Fraguados de violetas
Compungidos pensamientos
Que en mi alma quedan.

Ay amor
De dolor abrumado,
Boca hiriente
Que de granado besa,
Labios de doncel y grana.

Voz pausada
Que paciente clama,
Lengua para mi lengua,
Ariete tintineante
Bulbo exógeno vibrante.

Caricia rítmica de ego
Que extasía poro a poro
Toda la efervescencia del anhelo
Rindiéndose en puro deseo.

Piel con piel
Codo con codo
Cuerpo a cuerpo
Pensamiento a pensamiento.

Se unen en el ósculo
De la fragancia del sexo
Inexorable fermento
De lo masculino y femenino.

Cremallera de afecto y deseo
Unión perfecta que abre y cierra
El sentido de la vida,
Rebosando plena el alma entera.

Rompiente de agua
Catarata y cascada,
Espuma de amor y sentimiento
Agua vital, manantial y sustento
Sal de gracia y chispa
Y sabor intenso.

Soplo del alba en el alma
Copo batido en el viento
Onda que fragua tu encuentro
Mientras te cuento,
Viento, viento, y beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario